Cruza la pasarela. Cataluña, España, Europa. Susana del Río

Published: 01 October 2018

Los políticos independentistas catalanes nunca cruzarían la pasarela. El jurado de ciudadanos catalanes, españoles y europeos, no se lo permitiría. Se quedarían amarrados a su desvarío, a su egoísmo, a sus mentiras, a su irresponsabilidad, a su descaro perpetuando la ilegalidad con vías también ilegales, a su afán por fracturar Cataluña y España provocando una manipulación y una desorientación alarmante en toda la Unión Europea.

Me gusta ver Operación Triunfo de vez en cuando, asomarme a ver cómo ensayan, cómo conviven los concursantes y, por supuesto, cómo vuelcan sobre el escenario sus canciones y si han seguido los consejos de sus profesores en la Academia. También me fijo en cómo van vestidos. Casi siempre, y aunque les orienten en el vestuario y les indiquen lo que tienen que ponerse, el estilo es acorde con la manera de ser y de estar de cada uno de los jóvenes que cantando quieren cumplir su sueño, o uno de sus sueños. Estar en ese escenario, ya es un sueño.

Hay canciones a las que los cantantes les han dado más o menos matices propios, también hay que seguir la coreografía y evaluarla, todo se mueve para formar un conjunto que tiene que rimar. Creo que es un concurso que enseña. Siempre me llama la atención cuando el jurado les dice: “Cruza la pasarela, por favor”. Es agradable escuchar el “por favor” del miembro del jurado al que le haya tocado evaluar al joven correspondiente. Aún más agradable es observar la expresión primero de espera, luego de sorpresa y, por fin, de alegría. Entonces, se produce algo que siempre me hace sonreír: el joven cruza la pasarela corriendo, las chicas que llevan tacones lo hacen más despacio pero igual de contentas. Mientras cruzan la pasarela, se agachan para ir tocando las manos de otros jóvenes que les acompañan en esa travesía de júbilo. Es una alegría compartida. Esa pasarela pone en contacto a los que están en el escenario con el público. En la parte que se abre de la pasarela en un círculo, algunos de los concursantes dan una vuelta, o media o vuelta y media, para que ningún joven se quede sin tocar su mano. A la vez, la música suena siempre reconocible una y otra vez. Todos participan en esos minutos de alegría.  Y llegan al otro lado del escenario con una sonrisa amplia donde, si no eres el primero, te esperan tus compañeros para abrazarte y saltar juntos porque un compañero lo ha conseguido. Me gusta mucho ver esa escena y doy las gracias a la persona que ha tenido la idea de regalarnos esos minutos tan especiales después del “Cruza la pasarela”.

Llevo unos días pensando en qué políticos cruzarían la pasarela. La pasarela del buen trabajo político, de la ética, de la capacidad de liderar, del orgullo de representar a los ciudadanos, de querer mejorar cada día una democracia representativa de calidad, de saber elogiar cuando lo merecen los aciertos de políticos de otro color político, de exponer con fuerza y exactitud los mensajes que de verdad importan, de ponerse en la cabeza y en el corazón de los ciudadanos. De respetar nuestra Constitución, el Estado de derecho, la ley. Por esto, los independentistas catalanes no pasarían la pasarela de la convivencia democrática esencial de un Estado de derecho como es España, de una democracia consolidada, de los valores y principios fundamentales de la Unión Europea. Una unión de Estados, con sus Constituciones; una unión de ciudadanos con sentido, y sentimiento arraigado, a su región o Comunidad Autónoma, a su país, y a Europa. Los secesionistas catalanes, no pasarían la pasarela. Sí lo harían los políticos que miran al ejemplo de los políticos de la Transición política española, que trabajan duro el presente y miran al futuro intentando impulsar buena tendencia.

Si los ciudadanos fuesen el jurado, quizá cruzarían la pasarela más políticos de los que pensamos. Yo creo en la política y en los políticos y diría: “Por favor, cruza la pasarela” a los políticos que respetan la democracia plena española, sin fisuras, que respetan el voto de los ciudadanos, a los políticos que despliegan y desdoblan en su lugar y su trabajo política de la de verdad, de la que quiere dar respuestas a los problemas y desafíos urgentes de nuestro tiempo. Política real, práctica, de calle, de altura, soñadora, humana, ambiciosa, amable, rigurosa, tangible, abstracta, concreta, muy trabajada, solidaria, responsable y seria. Política de la que hace falta. Política, política.

Si tuviésemos una pasarela política que evaluase a los políticos valiosos, los ciudadanos se fijarían mucho en la coherencia, en los políticos que no tejen acuerdos imposibles de sostener. En los políticos que no cantan en su escaño pero que saben exponer con voz firme y mensajes claros sus argumentos; en los que tienen recursos para defender lo que quieren los votantes que han confiado en ellos. Esos políticos también despiertan el aplauso y la complicidad de políticos de otros partidos que creen en su trabajo porque, devolver la credibilidad de la política a los ojos de los ciudadanos, es tarea de todos.

Muchos ciudadanos buscaríamos a los políticos con mirada europea, solidez y proyección europea sabiendo que gran parte de nuestro futuro y del de nuestros hijos está en la Unión Europea. Sea cual sea el lugar de cada político en la configuración multinivel de la política, a los políticos que tienen su anclaje inamovible en el orden constitucional, los ciudadanos, catalanes, españoles y europeos les dirían: “Cruza la pasarela”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Su_delRio RT @UEFMadrid: Mañana, en la conferencia inaugural de @MEUMadrid, la profesora 🎓@Su_delRio hablará de #spitzenkandidat y #EUElections2019 h…
38mreplyretweetfavorite
Su_delRio RT @ppegrupo: . @gonzalezpons denuncia ante la Comisión Europea el intento del gobierno de esquivar al Senado en la aprobación de los pre…
2hreplyretweetfavorite
Su_delRio RT @UEFMadrid: Mañana, miércoles 17 de octubre, da comienzo el @MEUMadrid 2018 🇪🇺con una conferencia inaugural a cargo de: 📌La Dra. @Su_de
11hreplyretweetfavorite
© copyright 2012
Contact | Legal
Author of the creative idea and Director:
Dr. Susana del Río