Helmut Kohl y Simone Veil siguen uniendo a Europa. Susana del Río Villar

Published: 05 July 2017

 

En una semana nos han dejado Helmut Kohl y Simone Veil, los dos europeístas, los dos valientes, los dos representantes políticos de altura. Helmut Kohl, excanciller alemán y Simone Veil, superviviente del holocausto, defensora de la mujer y luchadora por la igualdad, primera presidenta del Parlamento Europeo. Los dos recibieron el Premio Europeo Carlos V que otorga la Fundación Academia Europea de Yuste.

Parece como si la Historia europea y la vida hubiesen hecho que estas dos personas tan importantes por su valentía y su coraje hayan muerto en la misma semana, en el mismo tiempo en el que Europa necesita que demos visibilidad a su trabajo, a su trayectoria incansable, a la manera de entender la política europea. Me atrevo a decir que, hasta en los días en que nos han dejado nos han hecho un “regalo “ europeísta haciéndonos ver lo mejor de la política y lo mejor del proyecto de integración europea y de la esencia de Europa, de la razón de ser de la Unión Europea.

Dedicaré en unos días un artículo a Simone Veil, hoy escribo sobre la ceremonia que el sábado se celebró en el hemiciclo del Parlamento Europeo en Estrasburgo.

Helmut Kohl logró el sábado que los líderes políticos europeos se uniesen y expresasen su deseo por una Europa unida. Con una imponente bandera europea cubriendo su féretro, Helmut Hohl volvió a recordarnos su trabajo por la reunificación de Alemania y su trayectoria política europeísta e integradora. Nunca antes la UE como tal había diseñado una celebración histórica de estas características en sus más de sesenta años de historia. Helmut Kohl es uno de los tres “Ciudadanos de honor de Europa” junto a Jean Monet, fallecido en 1979, y el expresidente de la Comisión Europea, Jacques Delors, que tiene 91 años.

Líderes mundiales sentados en los escaños que normalmente ocupan los eurodiputados en el hemiciclo del Parlamento Europeo en Estrasburgo, y con el féretro de Kohl cubierto por una bandera europea dieron visibilidad a una unión frente al féretro de Helmut Kohl. De España, nuestros Reyes eméritos Juan Carlos y Sofía acompañados por Alfonso Dastis, ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, el expresidente Felipe González y el vicepresidente del Parlamento Europeo Ramón Luis Valcárcel. También asistieron líderes mundiales como el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu; el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev; la primera ministra británica, Theresa May, seguro que este acto solemne le haría reflexionar mucho; la canciller alemana, Angela Merkel y el expresidente de EEUU Bill Clinton, se unieron para mostrar a los ciudadanos la importancia de trabajar y de luchar por la unidad y la paz.

“Elegir esperanza, o miedo”, expuso con convicción Antonio Tajani. También quiero resaltar aquí su frase: "Un último homenaje a un gran europeo, un gran estadista, un gigante político capaz de escuchar a los ciudadanos y mirar más allá del horizonte", El presidente del Parlamento Europeo quiso mostrar de Helmut Kolh su capacidad como “estadista” y habló de él como “gigante político”, cualidades que son muy necesarias en la Unión Europea de nuestros días y en el tiempo que vivimos con retos y desafíos de suma importancia para los ciudadanos europeos y del mundo.

“Despedimos a un gran hombre de estado alemán, a un patriota europeo, y yo a un gran amigo”, dijo Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea. También el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk en su discurso expresó el europeísmo de Kohl.

El expresidente del Gobierno español Felipe González resaltó en su discurso que el excanciller alemán Helmut Kohl apostó por el proyecto de la moneda única "a pesar de que sabía que le podía costar el cargo acabar con el marco alemán". González también destacó la amistad y lealtad de Kohl, "algo raro en las relaciones políticas", y una voluntad europeísta incesante. De Bill Clinton, me quedo con la frase: "Adoraba ser alemán y adoraba ser europeo". Dmitri Medvédev señaló de Kohl su comprensión “del peligro de la confrontación".

"Ahora nos toca a nosotros mantener su legado" dijo Angela Merkel. Para terminar con el recorrido por las frases que me parecen que transmiten más, elijo esta de Emmanuel Macron, quien comenzó su discurso dedicando unas palabras a Simone Veil: "El pragmatismo y el sentido de lo real y la habilidad política son francamente útiles, pero no construyen nada. Son los ideales, iluminados por la amistad y el espesor de una vida, los que dan cuerpo a nuestros proyectos, que los hacen durar".

Sonó el himno de la Alegría en el precioso hemiciclo del Parlamento Europeo en Estrasburgo, con la bandera europea envolviendo a Helmut Kohl. Como escribía al comienzo de este artículo, creo que podemos ver un “regalo”, una forma de continuar su legado, en el tiempo en que nos han dejado Helmut Kohl y Simone Veil. Los dos, juntos, nos han mostrado estos días su capacidad de unir, de trascender los intereses propios humanos y políticos. Con su valentía y su gran coraje incansable por continuar construyendo Europa, han logrado que nuestros representantes institucionales y políticos hayan mostrado ante los ciudadanos europeos el valor del proceso de integración europea. Y, lo más importante, lo han mostrado ante sí mismos.

 

 

Su_delRio Declaraciones principales líderes advirtiendo de q. si Cataluña sale de España sale tb de la #UE https://t.co/TceRuyFCZl @elconfidencial
7hreplyretweetfavorite
Su_delRio Incorporamos un contador a https://t.co/26Fwb4QYVk. Sigue creciendo el nº de universidades #EU y de estudiantes/deportistas @ErasmusMas_EU
8hreplyretweetfavorite
© copyright 2012
Contact | Legal
Author of the creative idea and Director:
Dr. Susana del Río